Capurganá, Choco. Parte 2 ¿Qué hacer?

¿Qué hacer en Capurganá? Hay muchos planes imperdibles. Mucha gente va de pasa-día pero de verdad, de corazón recomiendo que si se pueden quedar al menos unos cuatro días o tres lo hagan. Aquí les van planes para este destino tan lindo de Colombia:

La Casa de Reciclaje

Este fue nuestro primer plan en Capurganá y aunque yo había buscado información y leído algo de cosas por hacer, no sabía de la existencia de esta casa. Apoyo mucho el tema del reciclaje y la sostenibilidad y creo que cambiando algunos hábitos, el planeta podrá respirar mejor por un tiempo más. Esto también lo piensan los Uribe; la familia paisa, humilde y echa’ pa’ lante que construyó con sus propias manos y muchas botellas recicladas, una casa completica. Las puertas son cortinas con tapas, las camas con petacos de cerveza, materas e iglús con botellas de Whisky y hasta tienen una Torre Eiffel en su patio. Este plan lo hicimos gracias a uno de los chicos que conocí y fue realmente sorprendente. También encuentran las llamativas Molas, un arte espectacular fabricado por la comunidad indígena Kuna. Vayan por favor y vean con sus propios ojos lo interesante de transformar lo que parecía basura en una forma de vivir. La entrada es totalmente gratis, pero la salida tal vez no jajaj colaboren con la causa de esta familia que acoge a todo el que llega y que busca participar en un Record Guinness con una cadena de anillos de latas … actualmente están ahorrando para poderse presentar.

Chavo reciclado

 

La Coquerita

La Coquerita es un lugar como su nombre lo indica muy coqueto y especial. Para llegar simplemente hay que ir a la playa de Capurganá y caminar derecho hasta donde encuentren pared (30min. aprox.), igual el camino esta demarcado y no hay pierde. El camino es agreste y lleno de piedritas por lo que la recomendación es ir con unas sandalias (no las de patica de gallina) o tenis de agarre además de agua y todos los sentidos bien puestos para evitar caídas y golpes duros. La entrada tiene un valor de $3.000 COP y la vista de este lugar, no tiene precio ¡es magnífica! No olviden tampoco el vestido de baño pues pueden ingresar al mar o estar un rato en una piscina natural.

La coquera.png

 

Sapzurro y La Miel 

Sapzurro: el último rincón de Colombia, la esquina de Suramérica, un lugar supremamente acogedor, un paraíso terrenal con una conexión de esas que necesita el corazón. Sapzurro hace parte del departamento del Choco pero aunque suene raro el mar no hace parte del pacifico si no del también lindo mar caribe.

Hay dos opciones para llegar a Sapzurro, la primera es en lancha desde Capurganá, son 15 minutos aprox. y tiene un costo de $10.000 COP por cada trayecto (10 ida, 10 vuelta). La segunda (y la que decidimos tomar) es caminando.

Nos levantamos, desayunamos, alistamos el agua (indispensable) y nos fuimos loma arriba. La caminata para llegar a Sapzurro es dura y extensa (son 2hrs y un poquito más dándole parejo), pensé que jamás iba a llegar pero lo valió, además creo que me crecieron las nalgas y se me tonificaron las piernas jaja sin duda lo volvería a hacer ya que el camino es espectacular, es selva pura y viva. La ruta esta demarcada así que en esta zona del histórico Tapón del Darien no hay pierde. Eso sí, lleven mucha agua, proyector solar, zapatos de agarre y mucha actitud.

Camino a Sapzurro.png

 

Lo que vi en el camino me gustó mucho y lo que vi cuando llegamos me gustó mucho más. Sapzurro es el lugar ideal para descansar, para olvidarse de todo y todos y sentir una conexión tremenda con la naturaleza, el universo, la vida. Es un pueblo muy pequeño pero full bacano; con playas lindas, tranquilas y sin tanta gente. Pueden ir en plan de un día o quedarse varios, hay diferentes opciones de hospedaje y zonas de camping. La comida es buena y los platos oscilan entre $15.000 COP y $20.000 COP.

Recomendación: comerse un helado de Coco valen $2.000 COP y son mega deliciosos, los vende una paisa muy querida frente a la iglesia.

Ok, ahora hablemos de La Miel. La Miel ya es en territorio panameño así que cuando vayan deben tener a la mano su cédula, pasaporte o bueno, su documento de identificación. Se llega caminando desde Sapzurro por aproximadamente 20 o 30 minutos, eso ya va en sus pasos. Se sube y se baja una loma (creo que es el viaje en donde más he subido y bajado jaja) y ya está, se encuentran oficialmente en Panamá. Lo que primero encuentran es un caserío y luego caminando hacia el lado derecho se encuentran con una hermosa y tranquila playa.

La Miel , Panama.png

En la tienda que se encuentra al fondo pueden conseguir perfumes, trago y cositas varias a un precio bastante cómodo. Si no les interesa, cómprense una polita y relájense por completo en esta dulzura de lugar, así como su nombre lo indica. El día que fui lastimosamente lloviznó y yo (aunque creo que no se me nota) estaba un poco resfriada, así que disfrute pero tal vez no como quería. Espero que ustedes si lo hagan con toda la energía y no les llueva y no les dé gripa como a mi 🙂

 

El Cielo

A este lugar sin duda el nombre le pega muy bien. Y es que cuando estás ahí sientes una conexión tan grande con la naturaleza que por un momento olvidas que algo más existiera. Sale tal cual como un lema que tienen y es: “en El Cielo no hay Wi-Fi pero encontraras una mejor conexión” y pues va uno a ver y si, tienen toda la razón. No pueden irse de Capurganá sin visitar este lugar tan mágico, bueno eso sí, si les gusta la naturaleza. Para llegar deben caminar por la vía del aeropuerto y derechito muy derechito encontraran el camino al Cielo. La caminata es extensa pero es deliciosa, no hay que hacer mayor esfuerzo como subidas o bajadas pero deben llevar ropa y zapatos que puedan mojar sin problema pues, durante el camino se toparan varias veces con el paso del río. La entrada a este lugar es de $3.000 COP y evidentemente son necesarios para el cuidado de la reserva. Venden cosas para picar y tomar, hay servicio de baño y las personas que atienden son muy serviciales. Hay un lindo mirador, una cascada, piscinas naturales y mucho verde. A mí me gustó mucho, vayan y me cuentan a ver qué tal!.

Camino al Cielo.png

 

Buceo

Jamás en mi vida había buceado, lo veía un poco lejos no sé pensaba que era muy difícil tanto económica como mentalmente. Sin embargo, varias veces he hecho snorkeling y es tan fascinante sentir y ver la vida marina que cuando en este viaje David uno de mis compañeros y cómplice en esto me lo dijo, no lo pensé tanto y me le medí. Por mucho lo había visto en programas de NatGeo pero ni idea del proceso, como se nadaba, que tenía que hacer. No fue tan difícil pero tampoco fue tan fácil, tenía mucho miedo pero por fortuna mía en la inmersión que hicimos estábamos solo David, el instructor y yo así que fue más fácil sobre todo para mí que era nueva en esto. La verdad me gustó mucho y fue una experiencia que me lleno de vida tanto por lo que vi como por lo que mi mente causó, esas ansias de: “hagámosle que hptas, yo sí puedo, yo lo voy a lograr, yo tengo que hacerlo” fueron las que me ayudaron a que todo saliera bien. Si deciden hacerlo aquí, cerca al muelle por la cuadra principal se encuentra la oficina de Buceo y si quieren más información pueden hacerlo a través del número 3184078900, el precio fue de $140.000 COP y esto si recomiendo hacerlo en una época en donde no haya tanta gente, van a estar más tranquilos y va a ser más personalizado el servicio.

Buceo en Capurgana.png

 

Bar Macondo o La Brujita

Siempre que voy a un lugar trato de que no falte la bailadita, tal vez porque me encanta menear el cuerpo y sentir la música y pues ¡a ver! en pleno Caribe como no hacerlo. No esperaba que pasara como pasó porque salimos casual a estar por ahí, a caminar y resultamos en La Brujita, un bar en el mar. Estuvo bueno aunque sentí que en algún momento podríamos irnos de rabo por tanta gente que había jajaja. Un día antes de irme y ya sin el fabuloso equipo con el que estuve, me fui a Macondo. Un bar escondido pero súper full HD, con una vista muy linda (frente al mar), energía fabulosa y unos precios bien cómodos. Hay happy hour de 5pm a 8pm en cervezas, margaritas, mojitos y cuba libre.

Bar Macondo.png

 

Playa Soledad y Playa Aguacate

Este plan es de disfrutar la playa por un día completico, cuesta $30.000 COP (o pueden negociar) todo el recorrido en lancha. Este viene siendo así: primero a Bahía Aguacate para reservar el almuerzo, de ahí a Playa Soledad para relajarse y disfrutar, otra vez a Bahía Aguacate para tomar el almuerzo y por último de nuevo a Capurganá. Estos lugares son muy tranquilos e ideales para desintoxicarse y salir de las malas vibras.

Aguacate y Soledad.png

 

Agradezco inmensamente al universo por tantas cosas bellas y por la gente que me tope en el camino con tan buena energía. Gracias al cielo, di con unas personas geniales y termine con ganas de volver, por su puesto, y de conseguir un pedacito de tierra para ir de por vida a desconectarme y al mismo tiempo conectarme conmigo misma y con la vida natural. Voy a ver si lo logro algún día y si si, seguro tendrán un lugar para llegar siempre. No le tengan miedo a viajar solos porque si tienen actitud receptiva, el universo se encargará de poner a las mejores personas en la ruta y poder hacer planes deliciosos.

 

Dudas, preguntas, quejas, reclamos… Claro que sí, dejen sus comentarios. La mejor energía para ustedes y viajen, viajen mucho ♥

 

2 comentarios en “Capurganá, Choco. Parte 2 ¿Qué hacer?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s